Una semana en Miami

En este nuevo post te cuento todo lo que hemos hecho en una semana en Miami.

No sé si serán las ganas que yo tenía de playa, el contraste tan enorme con la América profunda en la que yo vivo o el volver a coger un avión después de más de un año, pero Miami me ha fascinado y me ha dejado con muchas ganas de volver.

Aquí te enseño algunos de los lugares que hemos podido disfrutar.

Contenido del post

South Beach

South Beach es un barrio que se encuentra en la ciudad de Miami Beach.

Es la zona de moda a la que todo el mundo va a divertirse.

Aunque el alojamiento aquí es un poco más caro que en otras zonas, queríamos pasar una semana en Miami cerca de la playa y del ambiente sin tener que usar coche. Así que si viajas en ese plan, es buena idea alojarte por aquí.

En South Beach hay ambiente por todas partes y a cualquier hora. De hecho, nos sorprendió mucho porque parecía que el COVID no existía por aquí.  Ni mascarillas, ni límite de personas reunidas, ni distancias… En este sentido, este viaje ha sido un poco como viajar antes del virus y me ha dado esperanzas.  Sí que se necesitan mascarillas en el aeropuerto, tiendas, si usas Lyft o Uber, pero poco más.

¿Y qué hay en este barrio que a tanta gente engancha? Aquí abajo te lo dejo resumido.

art deco miami

La playa de South Beach

Cuando piensas en Miami, esta playa es sin duda la imagen que se te viene a la cabeza, la típica que hemos visto en series y películas: arena blanca, agua turquesa, palmeras y edificios altos de fondo, y por supuesto, las casetas de colores de los vigilantes.

una semana en miami

Lo primero que necesitas es hacerte una foto delante de las típicas casetas de colores de los socorristas. Después ya puedes pasear por la orilla, bañarte en el agua turquesa o sentarte a disfrutar de todas las estampas curiosas que te regala esta playa: barcos de publicidad anunciando productos en una pantalla gigante, avionetas también anunciando empresas o eventos, gaviotas deseosas de pillar algo de comer, vendedores ambulantes de cócteles, cantautores “vendiendo” sus canciones, grupos que pasan con sus altavoces gigantes a todo volumen, modelitos playeros de lo más estrafalarios… Tranquila lo que se dice tranquila no es esta playa, pero sí muy divertida y pintoresca.

En las entradas principales a la playa hay guardas de seguridad controlando que no se entre con botellas de alcohol, ya que hay una ley que prohíbe beber alcohol en la playa. No sé hasta qué punto esta ley es real porque absolutamente nadie la cumplía. Por si acaso, ten cuidado y si vas a llevar tu vino, cerveza o cóctel, hazlo en una botella de las de metal reutilizables en las que no se ve el contenido.

En resumen, si vas a pasar una semana en Miami (o sólo un día), tu visita a esta playa no puede faltar.

Ocean Drive

La gran protagonista de South Beach es Ocean Drive, la calle más ambientada de todo Miami.

Se trata de una calle muy larga llena de hoteles y restaurantes de estilo art decó donde se centra la vida nocturna de los más marchosos que visitan la ciudad.

paseando por Ocean Drive

Merece especial mención los estilismos que se ven ya que son de lo más variados y excéntricos. Sólo con verlos ya pasas un rato divertido: colores fluorescentes, estampados imposibles, bañadores que no dejan nada a la imaginación… Todo el mundo quiere “ser visto” y llamar la atención.

Desde por la mañana ya hay movimiento en las terrazas y restaurantes de Ocean Drive. Todos con música, cócteles atractivos de todos los tamaños, vendedores ambulantes y mucho mucho ambiente. Además, puedes elegir diferentes opciones, desde comida cubana, italiana, americana…

Como puedes esperar, vas a pagar  más por el sitio donde estás comiendo que por la comida. Aun así, ya que estás una semana en Miami merece la pena disfrutar de una cena «de lujo» y un cóctel con ese ambientazo.

restaurante Havana 1957

El restaurante que más nos gustó de la zona fue el  Havana 1957 Cuban Cuisine. Probamos un combo cubano y un Kiwijito, un mojito gigante con kiwi. Estaba todo muy bueno y el servicio era muy amable.

¡Ojo! Importante tener en cuenta que en la mayoría de los restaurantes de esta zona, la propina viene ya incluida en el precio final. Sobre un 20% viene ya en la cuenta, así que mejor estar atento y no pagar propina dos veces.

Ocean Drive está cerrada al tráfico desde que pasó el confinamiento, para que las terrazas tuvieran más espacio para el distanciamiento social.

Por la calle paralela, Collins Avenue, sí que se puede circular y ahí es donde puedes ver vehículos de lujo de los más extravagantes y llamativos: buggys llenos de gente, coches de tres ruedas, mucho Lamborghini, jeeps sin puertas… ¡todo un espectáculo para los amantes de los coches!

También hay varias tiendas de suvenires, la más común es Surf Style que tiene varias localizaciones y donde puedes encontrar  todo tipo de complementos para la playa o recuerdos para llevarte. No está mal de precio y tiene algunas ofertas en camisetas, chanclas, toallas, etc.

En definitiva, tanto de día como de noche, vayas en coche o andando, a la playa, a una terraza o a hacer deporte, lo más importante en Ocean Drive es no pasar desapercibido.

Art Decó

También en Ocean Drive entre las calles 6 y 9 vamos a poder disfrutar de lo más representativo del estilo art decó. Un movimiento artístico que surgió en 1920 y que se caracteriza por estar basado en la geometría (muchas líneas, cubos, esferas…) con una función decorativa, colores pastel y sobre todo, luces de neón.

Construidos entre 1930 y 1940, hay más de 800 edificios de este estilo repartidos por la zona. Algunos de los más importantes son: Park Central Hotel, Colony Hotel, Waldorf Towers Hotel, Victor Hotel, Carlyle Hotel, Leslie Hotel…

Merece la pena verlos tanto con la luz del día para apreciar sus detalles y colores, como de noche por el encanto de sus luces de neón. 

Si te interesa mucho este estilo también puedes visitar el Art Deco Museum. Nosotros no llegamos a entrar,  una semana en Miami da para mucho pero no nos dio para visitar museos ya que esta vez priorizamos playa y relax. 

colony hotel una semana en miami

La casa de Versace

Destacando entre tanto edifico art decó encontramos la Casa Casuarina, también conocida como la mansión de Versace.

Se trata de un edificio de 1930 de estilo neomediterráneo, muy bonito y que se encuentra en pleno corazón de Ocean Drive.

Es famoso por ser la casa del diseñador italiano Gianni Versace desde 1992 hasta su muerte en 1997, cuando fue asesinado precisamente en la puerta de esta misma casa.

Desde 2015 se convirtió en un hotel de lujo con diez suites exclusivas llamado The Villa Casa Casuarina y en el restaurante Gianni’s.

No se puede visitar por dentro, solamente si tienes reserva en el restaurante, para la cual te piden hasta tarjeta de crédito. Aquí te dejo el link por si quieres echar un vistazo a estos lujos.

Si te interesa el tema, te recomiendo la serie de Netflix «El asesinato de Gianni Versace: American Crime Story», donde además podrás ver la mansión por dentro.

mansion versace

Lummus Park

Este parque se sitúa en Ocean Drive, entre las calles 5 y la 15.

Durante el día puedes disfrutar de su paseo tan agradable con vistas a la playa o animarte a practicar cualquier deporte.

Vas a ver a gente en bici, en patines, corriendo, jugando al voleyball, haciendo CrossFit, clases de yoga colectivas o simplemente paseando sus cuerpos culturistas…

Cualquier actividad es buena para practicar por aquí, ya sea al solecito o a la sombra de las bonitas palmeras.

lummus park una semana en miami

Little Havana

Ahora nos vamos a uno de los lugares más característicos de Miami: la Pequeña Habana, un barrio en el que viven gran cantidad de inmigrantes cubanos exiliados de la Revolución Cubana en los 60 y donde recrean el estilo de vida de su país.

murales en little havana

Lo más turístico es pasear por la famosa Calle 8 y ver sus comercios, restaurantes, galerías y arte urbano. Resulta muy curioso: la barbería, casas de tabaco con señoras haciendo puros en el escaparate, tiendas de barrio con productos cubanos, murales por todas partes… La verdad que para mí fue una alegría ese choque cultural de ver un pedacito de Cuba en medio de Estados Unidos.

Las tiendas de suvenires están llenas de productos típicos: camisas, sombreros, puros, café… así que es buen momento para llevarse un recuerdo.

una semana en miami

También tiene su propio Paseo de la Fama con estrellas de cantantes como Celia Cruz, Gloria Estefan, Thalía, Rocío Jurado, Raphael… y más artistas de habla hispana.

paseo de la fama little havana

Algo muy curioso que vimos fue a los grupos de vecinos jugando al dominó con sus mesas y sillas en medio de la calle. Normalmente estarían haciéndolo en el Domino Park, mientras charlan y beben café cubano, pero ahora mismo está cerrado hasta nuevo aviso y han tenido que buscarse una alternativa.

una semana en miami

Lo que más gracia me hizo fue conocer al manisero. Yo no lo sabía pero sí, es una profesión. Es el vendedor ambulante de maní (en España los llamamos cacahuetes de toda la vida). Y ahí va él con sus cucuruchos de papel llenos de maní, calle arriba calle abajo gritando “1$, 1$ solamente, maní orgánico…” y vendiendo a todos los turistas. No te preocupes si no llevas dinero suelto, que él ya está preparado para estos tiempos y puedes pagarle con el móvil a través de una app.

una semana en miami

Para comer elegimos el Old’s Havana Cuban Bar & Cocina. Tenía incluso música en directo y una terraza muy agradable en la parte de atrás.

Pudimos probar los famosos sándwiches cubanos, la yuca frita (mi gran descubrimiento gastronómico de este viaje) y el mejor mojito que me he tomado nunca (te lo dice una fan del mojito…). Me recomendaron en Passion Fruit Mojito y fue todo un acierto.

Por otro lado, si eres amante del café tienes que dejar sitio también para probar el café cubano.

restaurante en little havana

¿Y el postre? Pues para el postre nos fuimos a la heladería Azúcar Ice Cream Company, una parada también típica en Calle 8. Se trata de una boutique artesanal de helados y sorbetes con más de 70 sabores diferentes, inspirados en el clima subtropical y el sabor latino. Cuando yo entré a pedir no tenían ni 10 sabores,  pero sí que pude probar uno de los más tradicionales que se llama “Abuela María”.

Seguimos caminando y llegamos a Futurama, una galería de arte en la que artistas locales cubanos exponen sus obras. Vas a ver mucho colorido y mucho arte caribeño en estas obras, tanto cuadros, como ropa, esculturas…

Por otra parte, si esperas encontrarte el Mural Little Havana dándote la bienvenida, siento decirte que no, que este mural está bastante retirado de las atracciones de Calle 8, me costó unos 35 minutos encontrarlo andando. Es bonito, pero ya podrían haberlo pintado más cerca…

Como ves, la Pequeña Habana es un trocito de Cuba que no te puedes perder si vas a pasar una semana en Miami.

Mural Bienvenido a Little Havana

Biscayne National Park

Parque Nacional Biscayne

Bienvenidos al único parque nacional formado en un 95% por agua. Comprende la Bahía de Biscayne y sus arrecifes de coral en alta mar.

Biscayne está al sur de Miami, tardamos aproximadamente una hora en llegar desde South Beach.

Esta visita fue un poco agridulce porque teníamos muchas ganas de conocer este parque pero el clima no acompañó, hacía mucho viento y llovía a cada rato.

Pudimos pasear por ese 5% de parque que no está bajo el agua, admirar las vistas a la bahía y la diversidad de aves que viven por ahí, pero no pudimos hacer snorkel, ni alquilar kayak, ni ninguna actividad acuática de las que se disfrutan normalemente en este parque. 

La única actividad que ofertaban en el centro de visitantes (si has leído mi artículo sobre viajar por parques nacionales ya sabes a qué me refiero) era un paseo en barco.

Cuesta 79$ y dura 2 horas. Con el mal tiempo que hacía y lo mal que me sientan a mí los barcos, decidimos no hacerlo e investigar por nuestra cuenta.

Mi consejo es que contrates una excursión con una empresa exterior al parque, siempre que el clima lo permita.

También puedes llevar tu equipo de snorkel y tirarte por cualquier zona por libre pero no vas a poder llegar a las partes más interesantes.

En las aguas de Biscayne podemos encontrar más de 200 especies de peces, ballenas y corales. Algunas de ellas incluso en peligro de extinción como el pez sierra, los manatíes y las tortugas marinas verdes. También viven una especie de cocodrilos americanos y algunos lagartos americanos.

Un parque muy especial pero difícil de explorar por ti mismo, así que tenlo en cuenta a la hora de organizar tu visita.

Parque Nacional Biscayne

Y hasta aquí la primera parte del artículo sobre una semana en Miami.

Pronto te contaré la segunda, lo que hicimos en el Parque Nacional Everglades y en Cayo Hueso.

Espero que te sirva esta info para planear tu viaje a Florida y no te olvides de que puedes ver más fotos y videos en la carpeta de Miami en destacados de mi cuenta de Instagram.

Un superabrazo,

Paula

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 
Ir arriba